Juan Vivas acude a inaugurar la nueva cárcel y se queda atrapado dentro con parte de su gobierno

Juan Vivas acude a inaugurar la nueva cárcel y se queda atrapado dentro con parte de su gobierno

El momento de mayor pánico se vivió cuando tras un despiste el presidente se soltó de la mano de Jacob Hachuel y empezó a deambular sólo por la prisión.

Lo que parecía iba a ser una jornada festiva con motivo de la inauguración del nuevo centro penitenciario de Mendizábal tornó en cuestión de minutos en miedo cuando por razones aún por confirmar, parte del gobierno de Juan Vivas se quedó atrapado dentro. Según fuentes penitenciarias consultadas por este medio se trata de una cárcel inteligente, de última generación, y “al escuchar como susurraban en una de las galerías con celdas palabras sueltas como Rabea, Emvicesa, Román, fiscalía, Antonio Díaz, automáticamente la prisión ha podido sacar sus propias conclusiones y aplicar así el correspondiente protocolo de aislamiento”.

Se sospecha de que el karma podría estar detrás

Testigos presenciales han relatado como ya desde la misma puerta el denominador común eran las caras de respeto, aunque según palabras de un operario de mantenimiento “con el culo ‘apretao’ han entrado”. Sin embargo, los instantes de más tensión se vivieron cuando Vivas y su equipo, presos del agobio por la situación, trataron de encontrar una salida sin éxito. Momentos de confusión en los que Jacob Hachuel perdió al presidente y todos se separaron. “No, no, no… es el final, en todas las películas es igual, ahora es cuando empezamos a caer uno a uno”, sollozaba el consejero de presidencia según pudieron recoger las cámaras de seguridad.

Los vacíos pasillos de la prisión hicieron que esos gimoteos fueran interpretados por el presidente como voces fantasmagóricas que le decían, tal y como ha relatado aún conmocionado y con los vellos erizados, “soooy Antonio López, voy a por ti” o como unas sombras le perseguían mientras susurraban “mi casa de protección oficial, mi casa, mi casa…”. Finalmente todo quedó en un susto y tras horas rastreando el penal, fueron encontrando uno a uno a los desaparecidos, entre ellos a un Vivas en estado de shock que abrazado a una almohada no paraba de repetir “yo no sé nada, yo no sé nada…”.

Share Button
Fréderick Tagarnina

Periodista fanático, al borde de la enajenación mental, de la interesante y divertida actualidad caballa. Antes de llegar a WC fue 'personal assistant' de Benigno Sánchez y escribió discursos, sin zetas, a Pedro Gordillo. De ahí sus bajas pretensiones económicas

0 Comentarios

¡No hay comentarios todavía!

¡Puedes ser el primero en comentar en este post!

Deja un comentario