El artillero de las Murallas Reales pide un ‘alto el fuego’ “que me meo encima”

El artillero de las Murallas Reales pide un ‘alto el fuego’ “que me meo encima”

“Llevo dos años aguantándome el pipí. No aguanto más”. Con gran angustia el artillero de las Murallas Reales solicita un alto el fuego “para ir a los baños del Caballa”. Comandancia General busca sustituto “con conocimiento de cañones viejos”.

La Comandancia General de Ceuta ha confirmado a WikiCeuta que la defensa de las Murallas Reales se está viendo “muy comprometida” debido a “una imprevista necesidad fisiológica” del artillero encargado de dicha función. Ocupó su puesto defensivo el 2 de mayo de 2010, y según el soldado, “desde entonces no me he podido mover ni para votar a los de UPyD“. Pero la situación está empeorando por momento, “llevo ya dos años aguantándome el pipí. Cuando me llamaron, no me dio tiempo ni a despedirme de mi novia. No aguanto más”. La angustia es tal que mientras este medio hablaba con el artillero, el experimentado militar solicitaba: “echadle un ojito al cañón mientras voy al baño del Caballa. Tardo un ‘minutito'”.

Una solicitud que la Comandancia General ha rechazado una y otra vez porque “no están las cosas como para dejar desprotejidas las Murallas Reales. Mira lo que pasó en la Isla de Perejil. Al mínimo despiste, Don Paco Antonio nos mata”. Por este motivo, Comandancia inició hace seis meses un proceso interno de sustitución temporal con un anuncio en prensa que decía: “Se Busca: Varón, mayor de edad -o que lo parezca-, sin pareja estable, valiente -o que lo parezca-, con ganas de defender a su Patria, conocimiento de cañones antiguos y defensa de fortines.. Se Ofrece: Puesto de trabajo estable y céntrico. Mileurista. Se ruega acudir evacuado”.

Sin embargo, el artillero ha avisado a todos aquellos interesados en ocupar su puesto que “lo peor no es el pedazo de gorro que te dan”, y que avisa, “no a todo el mundo le entra, Jaramillo por ejemplo, ni de palo”, sino que “con los últimos recortes no hay bolas para el cañón y disparamos con el papel de aluminio de los bocadillos. Y así no hay quien mate a nadie ni que se defienda nada en condiciones”. “¡Qué más les da! Un alto el fuego ¡ya! Que me meo encima”, exigía con las piernas cruzadas y sollozando.

Share Button
Paco Cazón

Periodista de vocación y enamorado de la fauna caballa, llegó a Ceuta a pronta edad para vender turrones en la feria. Tras estudiar periodismo en Tetuán, durante siete años, trabajó en radio, prensa y televisión hasta convertirse en uno de los responsables de WC

0 Comentarios

¡No hay comentarios todavía!

¡Puedes ser el primero en comentar en este post!

Deja un comentario