El helicóptero de la DGT caza a una señora a 150 km/h haciendo el Hacho

El helicóptero de la DGT caza a una señora a 150 km/h haciendo el Hacho

“Con la ‘operación biquini’ la gente anda como loca”, explica la Dirección General de Tráfico que asegura haber pillado a una señora en chándal “dando la vuelta al Hacho a casi 150 km/h”. El ‘Granaíno’ ha afirmado que “al ‘pájaro’ mierda ese le puedo”.

La Dirección General de Tráfico ha anunciado que “hasta la llegada del verano” su flamante nuevo helicóptero dotado con radar, Pegasus, también controlará el tráfico humano en la conocida ‘senda de los elefantes’, el camino a la Frontera, así como la vuelta al Monte Hacho. La directora de la DGT, María Seguí, prevé a partir de este viernes y hasta junio en el marco de la ‘operación biquini’ el desplazamiento por ambas rutas de más de millón y medio de personas con sobrepeso. Según Seguí, “con la llegada del calorcito la gente se acuerda de la playa y se pone a andar como loca, sin respetar los límites de velocidad, para intentar volver a calzarse el bañador con dignidad”.

Colisionar con una señora en chándal es muy peligroso

En este sentido, el pasado fin de semana “durante unas pruebas piloto” se localizaron “casos muy peligrosos” como adelantamientos por la derecha de abuelos o amigas caminando en paralelo contándose chismes varios. Pero el más destacado fue el de una temeraria señora “en chándal que dando la vuelta al Hacho caminada a casi 150 km/h”, “muy rápido incluso para Karim Benzema”. Por ello, el helicóptero dotado con radar realizará labores de control de velocidad. Algo que ha molestado según fuentes de toda solvencia al número uno en imposición de multas, el Granaíno, que no se achanta ante la nueva competencia y avisa, “ese ‘pájaro’ no podrá conmigo”. No descartando multar a su propio compañero “como se pase de listo”.

Con el objetivo de evitar accidentes, la DGT y la consejería de Barriadas, Camperos, Bordillos y Pirulís trabajan conjuntamente para estudiar la posibilidad de crear “dos carriles en ambas rutas, dependiendo de la velocidad del viandante”. El propio Gregorio García Castañeda ha asegurado que “un impacto con una señora en chándal a esa velocidad es más peligroso que cenar una hormigonera de salmorejo. Yo lo hice una noche y me costó dormir casi una hora”, reconoce orgulloso y con cierta acidez.

Share Button
Paco Cazón

Periodista de vocación y enamorado de la fauna caballa, llegó a Ceuta a pronta edad para vender turrones en la feria. Tras estudiar periodismo en Tetuán, durante siete años, trabajó en radio, prensa y televisión hasta convertirse en uno de los responsables de WC

1 Comentario

  1. PACO CEUTA abril 19, at 23:27

    ZI E QUE LA MUERE CUANDO SE DISPARAN, NO HAY MONTE QUE LAS PARE

    Reply

Deja un comentario