Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Er frío

Manolito Lander Bräu and colegas (Dibujo: Vicente Álvarez)Ya está entrando er frío. Era lo lógico viendo er mé en er que estamo, pero la verdá que no terminaba de arrancá el invierno, iguá te iba a la playa por la tarde a toma er só o te tenía que destapá en mitá la noche sudando má que vigilando un puchero. Hasta los de Estepa estaban pensando en fabricá tate envede mantecao, y eso es cosa der cambio crimático ese, der calentamiento globá.

La curpa de eso la tiene la gente que usa aire acondisionao en las casa, que no se da cuenta de lo perjudisiá que é eso par mapamundi y pa to er planeta en generá. A la gente ahora, como son tan esentrica, en verano le gusta tené frío en su casa y en invierno le gusta tené calo y ponen el aire acondisionao pa podé sentí la sensación inversa a lo que está estipulao por la naturalesa, por lo que el ecosistema tiene un liaso der carajo y no sabe ya ni lo que hasé.

De tos modo a mi er frío no me gusta, porque en invierno pasa uno menos tiempo en er carrillo ya que anochese ante, y pa echá un ratito allí tiene que í más abrigao que un hijo único, la servesa ya te la toma der tiempo, porque si te la toma de la nevera, entre er frío de la calle y er de la lata te se queda la mano como la de los clí de Playmobi y los pesone te se ponen tieso y duro, que puede uno corgá un abrigo de pana mojao en lo arto. Totá, que ar finá pasa uno más tiempo en casa, viendo ‘Lo Nuestro’ con Ugenio Molina que es má desagradable que escuchá de orutá a mi madre; con una manta de esa que hace bolita, una bata, los carsetine por ensima der pijama franela y ar fin y ar cabo dando grasia a la vida por no habé nasío en Groenlandia.

Share Button
Manolito

Soy una persona humana como otra cualquiera, con sus virtudes y sus defectos. Estudié poco, trabajé menos y tras un percance que no viene al caso me concedieron la invalidez absoluta. Desde entonces dedico mi vida a dar clases de filosofía en el kiosko del barrio. Sin mas preámbulos

0 Comentarios

¡No hay comentarios todavía!

¡Puedes ser el primero en comentar en este post!

Deja un comentario