Expedientan a un Policía Local por no llevar gafas de sol “guapas”

Expedientan a un Policía Local por no llevar gafas de sol “guapas”

La viceconsejería de Gobernación ha expedientado a un agente de la Policía Local “por no portar unas gafas de sol grandes y oscuras, en sintonía con el resto del cuerpo”. El agente ha denunciado sufrir una persecución “por ser educado y bajito”.

WikiCeuta ha tenido acceso en exclusiva al caso de un agente de la Policía Local de Ceuta, quien ha solicitado mantener su anonimato “por miedo a que dejen sin pilas el walkie-talkie”, que ha denunciado un “flagrante caso de persecución interna en el cuerpo que estoy sufriendo” y que como comenta, “me estoy viniendo abajo psicológicamente”. Un acoso que, según el confidente, “tiene lugar desde mi ingreso en el cuerpo, cuando me negaron formar parte de la UIR por pedir las cosas por favor y me destinaron a tráfico por bajito”.

El último supuesto caso de ‘mobbing’ se dio la pasada Semana Santa, “cuando los superiores me expedientaron por no portar unas gafas de sol, grandes y oscuras, en sintonía al resto de compañeros y al uniforme que portamos”. “Según me avisaron tenían que ser en definitiva unas gafas de sol ‘tó’ guapas“, confirma el denunciado. Los sindicatos, aunque han reconocido que “las gafas actuales del denunciado no se las pone ni Aróstegui en su época ‘jipi'”, han explicado que si la Ciudad exige gafas de sol de marca a los agentes y “muy guapas, que les den un plus, porque los pobres con sus nóminas no alcanzan ni para pagar el gimnasio y un par de sesiones de rayos UVA“.

En este sentido, y según el documento de apercibimiento recibido por el afectado, se asegura que “desarrollar la labor en un punto neurálgico como la Plaza de la Constitución, sin estar pendiente del smartphone y calzar unas gafas de sol modelo ‘Mujeres, Hombres y Viceversa’, es razón ‘sine qua non’ para el apercibimiento por falta de compañerismo y estilo“. A lo que sigue que “en caso de reiterar en la falta, se le retirará la palabra”. Por ello el afectado, agotado moralmente, manifestó que “no es que no me gusten ni sea menos compañero, es que como tengo la cabeza pequeña, se me caen y parece que llevo prismáticos”.

Share Button
Paco Cazón

Periodista de vocación y enamorado de la fauna caballa, llegó a Ceuta a pronta edad para vender turrones en la feria. Tras estudiar periodismo en Tetuán, durante siete años, trabajó en radio, prensa y televisión hasta convertirse en uno de los responsables de WC

0 Comentarios

¡No hay comentarios todavía!

¡Puedes ser el primero en comentar en este post!

Deja un comentario