Inventan una píldora que hace que los pedos huelan a chocolate Maruja

Inventan una píldora que hace que los pedos huelan a chocolate Maruja

Las primeras catas organizadas para dar a conocer este producto, con el sello de Ceuta, han sido un éxito de crítica y público.

Enamorado de Maruja de toda la vida, le bastó tan sólo un paseo de madrugada por la Marina y experimentar el olor embriagador a chocolate para que Christian Poincheval, inventor francés de 65 años, empezara a darle vueltas a la cabeza para conseguir la forma de compartir ese aroma hasta hacerlo universal. Para ello ha inventado “unas pastillas mágicas”, como ya se le conocen, que permite que las flatulencias huelan a chocolate Maruja de leche y almendras, así como al de leche y avellanas. “Cautivador”, matiza. Y confiesa que actualmente se encuentra desarrollando un tercer sabor-olor que es el de leche y arroz inflado, “mi favorito, el azul con tropezones”, cuenta.

También habrá con olor a pinchitos y breguas de pollo

Pero la genialidad de Poincheval no queda ahí. Además de las píldoras que convierten un caldeado ambiente en una refinada cata de chocolate, también las tiene con aroma a rosas y violetas. Y muy pronto, promete, lanzará con olor a campero de corazones completo, breguas de pollo, así como algunas especiales para el verano como pinchitos recién hechos en anafe en un atardecer de junio o ‘volaores’ al sol, con un matiz marino a agua salada “muy fresquito y cautivador”, cuenta orgulloso en una clara apuesta por el mercado del gas caballa.

El éxito de estas píldoras, conocidas ya popularmente como el Maruja en pastillas, es tal que “hay gente que se llega incluso hasta a emocionar con el olor y te pide otro por favor”, asegura este genio y aspirante al Premio Nobel de la ciencia que ha cambiado de raíz la mala prensa que tenían las fratulencias. Según ha contado a este medio, este revolucionario invento “permitirá que todo el mundo pueda tener una fábrica de chocolate en su casa”. Eso sí, avisa, que a pesar de lo cautivador del aroma que nadie caiga en el equívoco, “el chocolate de comer sigue siendo el que trae envoltorio”.

Share Button
Fréderick Tagarnina

Periodista fanático, al borde de la enajenación mental, de la interesante y divertida actualidad caballa. Antes de llegar a WC fue 'personal assistant' de Benigno Sánchez y escribió discursos, sin zetas, a Pedro Gordillo. De ahí sus bajas pretensiones económicas

0 Comentarios

¡No hay comentarios todavía!

¡Puedes ser el primero en comentar en este post!

Deja un comentario