Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Manolito se ha perdío by Flequi

Toy procupao. Er Manolito lleva dos día que no sale a la calle, no se le ve por er carrillo ni ná y tiene er teléfono apagao. He pensao que a lo mejón sa muerto, pero la madre me fuera dicho argo. He llegao a la conclusión de que er jueve la cogió mortá y se está limpiando por dentro. Er caso é que ha llegao er momento de que sea yo, er Flequi er que asquiera er protagonismo por una vé escribiendo la colusna semaná.

Tó los caballero tienen su escudero, todo personaje tiene un amigo fié que lo acompaña en sus andansa, un compañero opuesto, pero a la vé complementario como Quijote y Sancho, Barman y Robin, Sherlock y Watson, Bó Esponja y Patrisio, Ortega y Gasé, Ramón y Cajá, etc.  A mi ma tocao sé el escudero der Manolito. Lo hago gustosamente, la verdá, porqué como ahora mismo no cobro la ayuda ni ná po él me paga las lata en er carrillo y yo a cambio lo escucho y le digo que sí, que son gigante, aunque sepa de sobra que son molino, pero me jarto de reí con é.

Yo lo animo pa que vaya a buscá a la Maribé, le digo que la tiene en er bote, pero le ocurto que hace un año que ha conosío por interné a un muchacho de Sevilla, que la enseñao la girarda de pellejo por la güescam y la ha vuerto tan loca que está pensando en irse a viví con é a ‘Miarmalandia’ y serrá la frutería. No es que yo sea mala gente ni ná, tenéi que entendé que echamo mucha hora aquí en er carrillo y con argo nos tenemo que entretené. Er Manolito también me las hace a mi, el otro día me llamó hasiéndose pasá por un importante empresario  de comida pa pescao que quería darme trabajo, y a las sei de la mañana taba yo en er Chorrillo cogiendo lapa, y así estuve yo una hora hasta que vi ar cabrón der Manolito con don Urelio en la barandilla muerto risa.

A parte de eso, me lanso a toa las locura que se le ocurren a pesá de que la Isabé cualquier día me pone las maleta en la calle. Er Manolito y mi mujé no se pueden vé desde que eramo chiquillo y se negó a que él fuera er padrino de mi Jonatan porque quería llená la pila bautismá de Lander Bräu. Lo que es sierto es que a pesá de sus cosa, de sus fantasía y de sus locura, lo apresio, lo asmiro y lo quiero como a un hermano y me costa que aunque er tenga 184 amigo en Feisbu y otros tanto en er Tuiste er mejón de to soy yo.

Eso sí, desde que é un columnista estrella está er tío de un subío que no vea, ta tor día ahí en er carrillo dando lecsione de la vida, eso en verda la hecho siempre, pero es que ahora va con una libretita de esa pequeña de cuadrito y un lápi coló abeja maya en er borsillo, y tó lo apunta, de pronto dice argo, se ríe, saca la libreta, saca er lápi y lo que más coraje me da, moja la punta el lapi en la lengua y escribe. A lo mejó tú está ahí de guay charlando con Don Urelio o lo que sea y el otro está ahí con la libretita que a sabé que es lo que apunta, se cree que es Mourinho, me pone nervioso. Ademá urtimamente muchas vese mira ar sielo y repite palabras por lo bajini, está preparando argo, lo sé. Ya veremo de que se trata, si es que aparese la semana que viene…

Share Button
Manolito

Soy una persona humana como otra cualquiera, con sus virtudes y sus defectos. Estudié poco, trabajé menos y tras un percance que no viene al caso me concedieron la invalidez absoluta. Desde entonces dedico mi vida a dar clases de filosofía en el kiosko del barrio. Sin mas preámbulos

0 Comentarios

¡No hay comentarios todavía!

¡Puedes ser el primero en comentar en este post!

Deja un comentario