Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Mi poesía

Manolito Lander Bräu and colegas (Dibujo: Vicente Álvarez)Bueno esta semana estoy un poco nervioso porque os traigo argo mú íntimo y que me dá argo de rollo enseñarlo porque ademá no sé todavía si lo estoy hasiendo bien.

Resurta que hase una semana y argo má picao er gusano de la poesía, también llamado “gusanus poetensis”, pero si me lo permití yo prefiero no usá el latín (y así pué tós me entendéi). Llevo ya varios día que estoy algo así como… Embelesao diría yo, ahora que má picao el gusano está claro, porque ante hubiera dicho que estoy como atontao perdío.

Pué tanto é así la verdad que er Flequi tuvo que sustituirme la semaná pasá pá echarme una mano (y las cosas como son, porque le gusta mucho figurá). Bueno sin más dilatasión aquí os dejo mi poesía, que como no podía sé de otra manera, está hecha a mi latita, a mi querida y fiel compañera Lander Bräu:

Ni cañones por banda
Ni veleros bergantines
Te escribo a ti mi latita
La dueña de mi paguita, mi fría rubia con burbujita

Por los laos tan doblao
Eres resta por el sentro
Pero a mi no me importa tu forma
A mi me vuelve loco lo que tienes dentro

Ay latita tus besos!
Ay latita tu aroma!
Tu sabor es amargo, pero dulse son contigo mis sensasione
Ay latita mi vida, tú alejas mis preocupasione

Sé que hablan mal de ti
Y hablan mal de mi por quererte
Que sigan hablando mi ‘negra’
Mientras tanto te beso mi vida que mi vida alegra

No temas mi niña por esto
Nuestro amor parece que será eterno
Pues solo por el amor de una mujer podría
Romper con esto tan mío, romper con esto tan nuestro.

Dejo por hoy estas líneas
Me voy directo al carrillo
Voy a tu encuentro latita
La dueña de mi paguita

Share Button
Manolito

Soy una persona humana como otra cualquiera, con sus virtudes y sus defectos. Estudié poco, trabajé menos y tras un percance que no viene al caso me concedieron la invalidez absoluta. Desde entonces dedico mi vida a dar clases de filosofía en el kiosko del barrio. Sin mas preámbulos

0 Comentarios

¡No hay comentarios todavía!

¡Puedes ser el primero en comentar en este post!

Deja un comentario