Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Miembro del Gobierno se cruza con un juez y se cambia de acera, por si acaso

Miembro del Gobierno se cruza con un juez y se cambia de acera, por si acaso

“Salía del ayuntamiento con un conocido empresario de la construcción, el juez venía de cara y de repente se esfumó”, ha contado un testigo.

Quien lo ha visto aseguraba que iba ligeramente alterado, sudando y mientras con una mano se tapaba la cara con la otra iba pendiente del móvil. “Así como disimulando”, afirman. Este político, sin pasado deportivo de elite conocido, podría haber batido un nuevo récord al cruzar la Gran Vía sin saludar a nadie en apenas escasos segundos. Según ha podido saber este medio el motivo de esta marca tan insólita se ha podido deber al previsible tropiezo casual con un juez, lo que unido a los últimos y diarios casos de corrupción está provocando que el cagómetro y la venta de pañales se haya vuelto a disparar entre la clase política hasta límites no recordados.

“Yo no he sido, no le conozco”, se le ha escuchado

La identidad de este político no está clara, no descartándose incluso que pueda pertenecer a la oposición, y es que según expertos consultados podría haber aplicado técnicas ninja de camuflaje y evasión. Sin embargo, las cámaras de tráfico han registrado el momento en el que salía disparado levitándose sobre la calzada al principio de la Gran Vía y dejando un rastro cual superhéroe con super velocidad. Igualmente se puede apreciar en la lejanía como el popular empresario de la construcción comienza a hablar solo, según un testigo que pasaba por allí de “lo bueno que es el nuevo PGOU y de las cosas más chulas que vamos a hacer”, decía.

Share Button
Fréderick Tagarnina

Periodista fanático, al borde de la enajenación mental, de la interesante y divertida actualidad caballa. Antes de llegar a WC fue 'personal assistant' de Benigno Sánchez y escribió discursos, sin zetas, a Pedro Gordillo. De ahí sus bajas pretensiones económicas

1 Comentario

Deja un comentario