Un jubilado dice encontrar el cadáver de Bin Laden en la Ribera

Un jubilado dice encontrar el cadáver de Bin Laden en la Ribera

Todas las alarmas saltaron en la tarde de ayer en la ciudad tras recibir el 112 una inquietante llamada en la que una persona aseguraba con pavor haber encontrado en la orilla de la playa de la Ribera, el cuerpo sin vida de Osama Bin Laden.

Al conocerse la noticia de la muerte de Osama Bin Laden y su posterior lanzamiento al mar, Anacleto González, jubilado caballa de 67 años, nunca se hubiera podido imaginar encontrarse con los restos de éste en su paseo diario por la playa de la Ribera. “Como todos los días yo andaba por la orilla y de repente me lo encontré delante mía, era Bin Laden”, dice aún con el miedo en el cuerpo.

“No me lo quería creer pero el mar lo escupe todo y las corrientes es lo que tiene, que un día estás en Pakistán y al siguiente en Ceuta“. Tras el avistamiento, Anacleto inició el procedimiento estándar y acordonó la zona, transitada en ese momento por su mujer y su bulldog francés. A continuación llamó al 112 aunque no sin cierta dificultad, ya que en un principio no quisieron creer la historia de este policía local retirado. Gracias a su amistad con Ángel Gómez, antiguo superintendente del cuerpo, se puso en aviso a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Según relataba Anacleto a WC todo funcionó a la perfección y en poco más de media hora “la Ribera parecía el desembarco de Normandía, normal, con tanto simulacro los muchachos están entrenados”. En el lugar se personaron varias unidades de la Policía Local, incluida la UIR, Policía Nacional, Guardia Civil, Protección Civil, el segundo Tercio Duque de Alba de la Legión, el grupo de Regulares número 54, junto con el apoyo acuático de dos pequeñas embarcaciones de Cruz Roja, un helicóptero de la Benemérita y una brigada de los TEDAX, por si acaso. También se desplazaron varios ‘mehanis’, que no se quisieron perder el dispositivo, y el vigilante de seguridad del ascensor que da acceso a la playa, pieza fundamental en este despliegue.

Finalmente un equipo forense determinó que no se trataba de Bin Laden sino de una medusa con barba postiza, que junto con restos de basura adoptó figura integrista. Anacleto, algo desilusionado por el desenlace de la historia, aseguraba a este medio no perder la esperanza, “si aparecen granadas de la Guerra Civil porqué no va a ‘desembarcar’ cualquier día Bin Laden”. Eso sí, “tengo que hablar para ver qué hay de lo mío porque esto no deja de ser un trabajo por y para Ceuta”, concluía.

Share Button
Fréderick Tagarnina

Periodista fanático, al borde de la enajenación mental, de la interesante y divertida actualidad caballa. Antes de llegar a WC fue 'personal assistant' de Benigno Sánchez y escribió discursos, sin zetas, a Pedro Gordillo. De ahí sus bajas pretensiones económicas

1 Comentario

  1. Karim mayo 04, at 18:23

    Jajaja... Qué nombren a este nombre jefe de los vigilantes de la playa

    Reply

Deja un comentario